Saltear al contenido principal
Cómo Comer Menos Frente Al Escritorio

Cómo comer menos frente al escritorio

¡CALIFICA ESTA ENTRADA!!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Comer menos antojitos y bocadillos

Si te excedes con los antojos, ve cómo comer menos cuando estás trabajando frente al escritorio con estos consejos prácticos.

Estos últimos tiempos de pandemia han obligado ciertas personas a tener que trabajar desde casa. Controlar los horarios para comer y los antojos entre comidas es bastante difícil, lo cual resulta en un incremento de peso.

cómo comer menos frente al escritorio

Consejos para comer menos frente al escritorio

Programa horarios y deja de comer bocadillos mientras estás trabajando en la computadora con estos consejos que no te fallarán: 

#1. TOMA UN DESCANSO: Probablemente pienses que trabajar en la computadora mientras comes te hará ganar puntos con tu jefe. De hecho, esto te puede hacer menos productivo:

Investigaciones mostraron que la habilidad para pensar críticamente disminuye cuando trabajas y comes al mismo tiempo“.

Tomar un pequeño descanso para comer (incluso de 10 a 15 minutos) te ayudará a aclarar tu mente y mejorar tu trabajo el resto del día.

cómo comer menos frente al escritorio

#2. PIENSA EN EL DESORDEN: Migas y residuos de comida pueden atraer visitantes no deseados a tu escritorio, tales como hormigas, ratones e insectos. También considera la posibilidad de que la lata de refresco que colocas junto a tu teclado sea una amenaza aún mayor:

Un golpe accidental a tu lata de refresco podría dañar tu computadora y su
disco duro pudiera ya formar parte de la historia”.

Para evitar derramar líquidos sobre el teclado utiliza una botella o termo
a prueba de derrames y evita una situación desagradable con tu computadora, manteniendo tu buen hábito de tomar agua.

#3. ESCRIBE UNA LISTA: En la mañana prepara una lista de 5 actividades que tengas que realizar y que no requieran el uso de tu computadora. Cada dos horas frente al escritorio, toma un descanso y realiza una actividad de tu lista.

“Usar una parte diferente de tu cerebro te revitaliza y ayuda a evitar pensamientos sobre la comida durante tu jornada laboral”

#4. AROMATIZA TU ESPACIO: Mantén un frasco de esencias en aceite sobre tu escritorio, ya sea que te gusten los aromas de vainilla o de menta, date un respiro agradable en lugar de ir por un antojito. 

¿Te gustó el artículo? Compártelo en tus redes sociales y déjanos aquí tus comentarios.

Escribe tu comentario aquí
— ads google —
Volver arriba