Saltear al contenido principal
Cambia El Menú Y Evita El Aburrimiento En Tus Comidas

Cambia el menú y evita el aburrimiento en tus comidas

¡CALIFICA ESTA ENTRADA!!
(Votos: 2 Promedio: 3)

Cambia el menú para que tus comidas pasen del aburrimiento a la emoción

Cambia el menú, porque lo mismo de siempre puede llegar a ser aburrido, especialmente cuando se trata de la comida.

Así que si ya te sabes de memoria tu plan diario de comidas porque todas las mañanas desayunas, comes y cenas lo mismo, y hasta en el supermercado vas en automático a comprar los mismos productos, es hora de explorar alternativas diferentes que le darán emoción a tu menú diario.

Tal vez eres de las personas que no les gustan los cambios, o te preocupa que ciertos alimentos puedan ser peligrosos si estás cuidando tu alimentación para bajar de peso.

Pero si pruebas intercambiando algunos alimentos de siempre, seguramente tendrás opciones nuevas y más saludables que se pueden convertir en tus nuevos favoritos.

La clave es ser creativo y para ello te damos estos consejos, ¡buen provecho!

Si ya te aburrió el pollo…

Cambia el menú de pollo

Eres de los que solamente come pechuga de pollo, prueba intercambiándolo por filete de atún asado, pescados como el mahi-mahi o un lomo de cerdo magro para un sabor similar ligero y agradable.

Otra opción es combinar pechuga de pavo magra y cocida o asada al horno, con salsas hechas de miel, vinagre, mostaza, manzana y arándanos. También puedes crear salsas de frutas tropicales como mango y chile chipotle; o para un toque hindú, intenta agregar limón, pepino y chutney (conserva agridulce de especias dulces y picantes típica de la India).

Utiliza carne de pavo o de cerdo para preparar brochetas, hamburguesas, albóndigas o un delicioso pastel de carne.

Si ya te aburrieron las manzanas…

Cambia el menú de manzanas

Peras, kiwis, duraznos, cerezas y fresas son todas buenas fuentes de fibra y tienen muchas vitaminas y minerales. Cambia esas manzanas aburridas por duraznos frescos como bocadillo rápido cuando sea la temporada; o rebana transversalmente un kiwi y con una cucharita cómelo fresco.

Una idea sencilla para mejorar el sabor de la fruta: Asarla a la parrilla. Las peras funcionan como un postre dulce y ahumado, solo báñalas ligeramente con vinagre balsámico y azúcar moreno o miel.

Si ya te aburrió la pasta…

Cambia el menú de pasta

Entonces debes experimentar y probar otros productos como la quinoa, la cebada o el cuscús de trigo integral. Tienen una textura diferente y mayor contenido de fibra que la pasta regular. 1 taza de quinoa cocida aporta 8.1 g de proteína y 0.4 g de grasa saturada. El cuscús tiene 5.9 g de proteína por cada taza y la cebada 3.5 g también por taza.

Mezcla cualquiera de estas opciones en ensaladas, sopas y estofados; o prepáralos como guarniciones frías o calientes.

Si ya te aburrieron las zanahorias…

Cambia el menú de zanahorias

Tienes otras opciones similares como el pepino, la jícama, ejotes, espárragos o pimientos frescos.

Para preparar un bocadillo alto en fibra, corta cualquiera de estas verduras en palitos y acompáñalos con un hummus de garbanzo o un tzatziki de yogurt griego. Aquí te compartimos las 2 recetas:

Si ya te aburrió el agua natural…

Cambia el menú de agua natural

El agua es vida, pero puede llegar a aburrirte. Opta por agua mineral con rodajas de tus frutas y verduras favoritas — fresa, naranja, sandía, pepino, menta o lima.

Agrégale un toque de jugo de fruta natural (prueba el jugo de arándano, granada o uva) y así le darás un toque dulce, pero sin todas las calorías del jugo concentrado.

Si eres fanático de las bebidas gaseosas, considera invertir en una máquina para carbonizar agua y así podrás preparar cualquier bebida burbujeante, incluyendo té de sabores.

Si ya te aburrieron los sándwiches…

Cambia el menú de sándwiches

En lugar de las rebanadas de pan de siempre, prueba con tortillas integrales para preparar wraps, tortillas de maíz, muffin inglés, bagels de yogurt griego o pan de centeno.

Además vuélvete creativo con lo que le pones en medio: Algunas opciones son pechuga de pavo baja en grasa con cilantro y guacamole casero; queso cottage con pimientos rojos y amarillos; atún o trucha ahumada con espinacas frescas y rebanadas de pepino.

Cambia el menú ahora

Existen muchas opciones de intercambiar los alimentos de siempre, para seguir comiendo saludable y sin subir de peso, solo es cuestión de elegir a conciencia y cuidando siempre las porciones.

Si te gustó este artículo compártelo en tus redes sociales y déjanos aquí tus comentarios.

Escribe tu comentario aquí
— ads google —
Volver arriba